Artículos y publicacionesUn rosarino crea réplica de armas antiguas

Revista Sol Lineas Aereas Las restaura y las vende en todo el mundo. Una invitación a la memoria y la aventura

images/upload/Sol.jpg

Hay muchas formas de contar la historia. Y sin ninguna duda, la de Osvaldo Gatto es original y no por eso menos emocionante Desde su taller de la zona sur de la ciudad de Rosario recrea muchos acontecimientos que marcaron a la humanidad a través de las armas. Desde la Revolución de Mayo en Argentina hasta la Guerra de Secesión en los Estados Uni

dos. pasando por la batalla de Waterloo. el museo personal de Osvaldo respira historia.

El artesano realiza réplicas de armas antiguas y amplia su rango a la restauración. "Estudié historia, ejercí 17 afios la docencia, pero ya era artesano en épocas de estudiante y finalmente me ganó la profesión, la artesanía", cuenta este hombre que es fanático de las armas antiguas desde pequeño aunque desconoce la razón de ese gran amor: "El por qué es un misterio", confiesa

l.as armas antiguas, para la historia argentina, son aquellas anteriores a 1870. época en la que se hace una especie de bisagra Desde ese año para atrás, se consideran obsoletas, de libre tenencia y comercialización. Gatto realiza pistolas, fusiles, cañones y armas blancas. Toda una variedad de objetos que han tenido un contacto con la historia en forma permanente, aunque su especialidad son las armas de avancarga

"Me gustan las históricas, los clásicos. No soy muy amante de las rarezas", afirma Osvaldo mientras muestra una pistola que fue construida y firmada por el armero del rey Felipe V. "Todas las armas tienen su valor, no sólo económico. En realidad el valor económico me Interesa a medias, es relativo. A mi me Interesa el valor histórico y por otro lado lo que representan como artesanía"

Hace 7 años que la pasión del "artesano profesor de historia", como el mismo se define, pasó a ser un negocio de tiempo completo. "La actividad compartió un par de años con la docencia, pero imagínate el sacrificio que era haber montado un taller, tener clientes ya en el exterior, y levantarse a las 5 de la mañana para ir a dar clases a San lorenzo y volver a las 7 de la tarde. Era una cosa de locos. Entonces un poco la necesidad de bajar las cuotas de locura y otras cosas que te van llevando, como la devaluación de la moneda, hicieron que nos pusiéramos en estado de competencia con el mundo y se abrió un mercado insospechadamente grande", cuenta el rosarino que Incluso llegó con sus réplicas a Hollywood.

El trabajo de Osvaldo Gatto es minucioso y perfeccionista, por eso en la actualidad trabaja por encargue ya que la fabricación de un arma le lleva entre 20 y 25 días. Utiliza las maderas correspondientes. también los aceros, e incluso fabrica hasta el más Insignificante de los tornillos logrando una diferencia de entre 20 y 30 gramos entre el arma original y la réplica. En los cañones la cuestión es distinta ya que cuenta con la ayuda de su hijo y su suegro.

Pero además de hacer réplicas. Osvaldo también realiza restauraciones.

Información

Autor: Osvaldo Gatto

Publicado el 03/04/2010 a las 18:14

p00.gif