Artículos y publicacionesDiario La Capital 2008

Dos falconetes como el que esta en primer plano fueron comprados por productores de la saga "Piratas del Caribe". Eran pequeños cañones navales que se utilizaban para repeler abordajes.

images/upload/La Capital3.jpg

Si bien casi toda la produccion del taller de Gatto se hace a pedido, el destino de los articulos no siempre se puede prever. Asi fue que aparecieron dos cule­brinas o falconetes made in Rosario en dos de las tres películas de la saga "Piratas del Caribe" que protagonizo Johnny Depp. Se trata de pequeños cañones que datan de 1720 y que se colocaban en las bandas de los barcos para repeler abordajes.

¿Como llegaron a Hollywo­od? "Tenemos un comprador de Estados Unidos que participa de exposiciones. Fue asi que le vendio a la produccion de esa película dos falconetes. Luego sacaron moldes para fabricar 8 mas de plastico, pero las unicas dos que disparan son las nues- tras", conto Osvaldo.

Las culebrinas de bronce se pintaron de negro para la pelí­cula "porque en la epoca en la que transcurre eran de Hierro", explico Martin. Pero el cine de epoca no siempre es fiel con la historia, y eso origina quejas del profesor Gatto. "<,Que les cuesta informarse mejor?", se pregunto al recordar a Keneth Branagh disparando una pistola de 1830 en un filme situado en 1790, o una recreacion televisiva de las invasiones inglesas con fusiles de 1840.

Pero lo que podria ser una interesante veta comercial no siempre pasa de un par de consultas. "Los tiempos de las productoras de cine y teve no coinciden con los que necesitamos para producir. En general quieren todo en un mes, y no siempre podemos abastecerlos" explico Gatto, aunque sus armas suelen llegar a documentales de canales historicos.

Trabajo fino. Los plazos pueden cambiar cuando se habla de produccion de cañones que, si bien es mucho mas costosa, es mas rapida que la de pistolas. "Pueden llevar hasta 120 kilos de bronce, pero no tienen mucha ingenieria: son caños que se cargan y disparan", ex­plico Martin al compararlos con las pistolas. Estas son, en cambio, delicadas piezas cuya mecanica es mucho mas com- pleja. Para replicarlas, Osvaldo emplea un mínimo de entre 20 y 30 dias, sin contar los dias de estudio que le puede llevar un modelo, o el hecho de desarmar un original para copiarla exac- tamente igual o "con apenas unos gramos de diferencia". •

Información

Autor: Osvaldo Gatto

Publicado el 03/04/2010 a las 16:44

p00.gif